Seleccionar página

atomstudio

Dic 17, 2020

Los vestidos de novia más icónicos de la historia

Con el paso del tiempo, los looks nupciales de ciertas estrellas del cine y de la moda se han convertido en una de las principales fuentes de inspiración para las novias de todo el mundo. Podemos afirmar que son las musas de muchos diseñadores, son iconos absolutos. En este post recogemos algunos de los vestidos que más han marcado en la historia si lo que necesitas es un chute de inspiración para la elección de tu vestido nupcial.

1. El traje chaqueta de Bianca Jagger

Cuando hablamos de una novia moderna y alternativa siempre nos viene a la cabeza el estilismo nupcial de Bianca Jagger. En los años setenta, Yves Saint Laurent fue un visionario al diseñar el ahora mítico traje chaqueta que dio la vuelta al mundo. Bianca se atrevió a dejar de lado el típico vestido de novia y apostó por un traje de dos piezas –blazer abotonado y falda midi-, acompañado de una pamela con velo de tul que caía sobre su rostro. Junto a Mick formó una de las parejas más icónicas de los años setenta, convirtiéndose así en un reclamo para la industria de la moda.

Mick y Bianca Jagger el día de su boda en Saint-Tropez, el 12 de mayo de 1971.

2. El vestido de princesa de Grace Kelly

La historia entre el príncipe de Mónaco y una de las actrices más famosas de Hollywood fue como sacada de un cuento de hadas. El vestido tenía que estar a la altura, y Helen Rose no defraudó: diseñó el vestido que marcaría un antes y un después en la moda nupcial. Dicen que unas 35 costureras trabajaron durante más de seis semanas para confeccionar este vestido, compuesto por un cuerpo realizado con encaje de Bruselas y perlas cosidas a mano, seguido de una gran faja en la cintura y de una amplia falda de seda con un corte de princesa espectacular.

Grace Kelly y Rainiero III el día de su boda en Mónaco, el 19 de abril de 1956.

3. Audrey Hepburn y su vestido de bailarina

Audrey Hepburn fue y sigue siendo un icono indudable de estilo que ha hecho eco de clase y elegancia con cada uno de los looks que ha lucido. Su boda con Mel Ferrer en 1954 no es sino una muestra más de su estilo icónico. Pierre Balmain diseñó un vestido midi de inspiración victoriana, creando uno de los trajes más famosos de la historia. El vestido estaba compuesto por un cuerpo abotonado con una gran lazada en la espalda, voluminosa falda ceñida a la cintura con fajín y manga larga abullonada. En la cabeza una sencilla corona de rosas blancas que le daban un aspecto angelical.

Audrey Hepburn y Mel Ferrer el día de su boda en Suiza, en 1954.

4. Olivia Palermo y su conjunto de tres piezas

Si hay un vestido que por su elegancia y sencillez se ha convertido en un icono de la moda nupcial es el de Olivia Palermo. La socialité es un referente de moda para las mujeres de medio mundo, y la elección de su estilismo para el día de su boda no defraudó. Carolina Herrera fue la firma que escogió para dar el sí quiero. El look estaba compuesto por un jersey de cashmere de color crema y shorts blancos bajo una falda de tul con adornos florales. Los zapatos de novia de Olivia fueron su ‘algo azul’, y tenían que ser, cómo no, de Manolo Blahnik.

Olivia Palermo el día de su boda en Bedford Park, en junio de 2014.

5. El vestido ‘hippie chic’ de Poppy Delevigne

Poppy, embajadora de Chanel y siempre fiel a su estilo, escogió un vestido de la Maison de dos piezas con aplicaciones florales y una falda sheer con bordados entramados y paillettes. Las flores le daban ese toque romántico pero hippie a la vez, sumándole textura y dimensión al vestido. Para completar el look bridal, la novia prefirió la sencillez de un velo de tul.

James Cook y Poppy Delevingne en la Iglesia de St. Paul, en Knightsbridge (Londres), el 16 de mayo de 2014.

Posts recientes

Cinco marcas de vestidos de novia para este 2020

1. Romancera A nosotras nos enamoró desde el primer día. Esta marca española reivindica el oficio de la costura y apuesta por recuperar su lugar en la industria. Tendencia y tradición van de la mano buscando un clasicismo moderno, un vintage real y actual, con una...